En la tarde del domingo pasado el senador Roy Barreras dio a conocer cuáles serían sus cartas de cara a las elecciones al Congreso en el 2022 y que harían parte de los tratos con los cuales entró a militar activamente en el petrismo. Entre los nombres que más connotaron está el de su esposa, Gloria Arizabaleta, y el exconcejal del Partido de la U en Bogotá, David Ballén.

Sobre la postulación de Arizabaleta se hicieron manifiestos varios cuestionamientos sobre sus méritos para hacer parte de la lista, así como cuestionamientos directos a Gustavo Petro y a Roy Barreras por su inclusión:

Así mismo, la candidatura de Ballén, quién seguramente hará parte de las listas del petrismo a la Cámara de Representantes por Bogotá, despertó variadas críticas ya que siendo concejal de Bogotá fue un conocido promotor de las políticas de Peñalosa como la construcción del metro elevado y la privatización de la ETB;

Incluso respaldó la candidatura de Iván Duque a la presidencia de la República, aunque los trinos de apoyo a su candidatura ya los borró.

Las listas del petrismo al Senado y la Cámara de Representantes son cerradas, es decir, el orden de los candidatos es determinado por el bolígrafo de los líderes políticos y los electores no tienen la posibilidad de escoger un candidato para votar por él, sino que tienen que votar por la lista completa. Por ejemplo, si alguien desea votar por una lideresa social que esté incluida en la lista del petrismo pero está en el renglón 35, deberá votar por el logo del movimiento y esperar a que la votación alcance para entregarle la curul a la lideresa, incluidos los 34 candidatos que se encuentran antes de ella –incluída la esposa de Roy Barreras-.