A propósito de los 30 años de la Constitución Política de Colombia, promulgada el 4 julio de 1991, políticos, escritores, periodistas y demás personalidades se han pronunciado sobre sus aportes y perjuicios en el devenir del país. Aunque la tónica general fue de carácter positivo, algunos se arriesgaron a develar el lado oscuro de la carta magna.

El senador Jorge Enrique Robledo aseguró que la constitución tiene elementos democráticos positivos, pero a la vez tiene un contenido económico y social 100% neoliberal. 

El escritor y periodista Reinaldo Spitaletta se atrevió a más, y aprovechó su columna semanal en El Espectador, para asegurar que esta constitución fue la llegada del “Neoliberalismo a la carta”, toda vez que fue adecuada para dar cumplimiento al Consenso de Washington.

El caricaturista Malbuena, aprovechó también sus redes para resaltar que, a pesar de los derechos adquiridos, la carta política ha traído privatizaciones y pobreza.

Por su parte, el Canal Capital elaboró un hilo destacando cómo algunos derechos contenidos en la Constitución siguen siendo promesas congeladas.