La junta directiva de SURA, propietaria del 9.8% de las acciones de Nutresa, se negó a vender sus acciones a los Gilisnky y al fondo Royal Gruop de Abu Dhabi. Según los empresarios antioqueños, el precio que ofrecían por las acciones está “sustancialmente lejos” de lo que debería ser.

“Lo que sí puedo decir es que cuando se compara con transacciones de control en el mundo entero o en Latinoamérica lo que están ofreciendo es sustancialmente inferior” afirmó Jorge Mario Velásquez, presidente de Argos al periódico El Colombiano.

El negocio, como es obvio, no era solo por la empresa. Los inversionistas árabes vienen por el mercado nacional que controlan las empresas del Grupo Empresarial Antioqueño.