Alexander Vega llegó a ser registrador nacional del Estado Civil en el año 2019 con unas sospechosas y cuestionables elecciones. Es conocido que Vega ha obtenido varios cargos públicos con ayuda de políticos y partidos tradicionales como el Partido de la U. Cuando estuvo como magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE) sus mayores logros fueron el embolatar la revocatoria de Peñalosa y archivar el caso Odebrecht.

Hace unos días el columnista y analista Aurelio Suárez destapó un nuevo escándalo del actual registrador al revelar que este mintió en documentos de obligatoria presentación y que se hacen bajo juramento como la declaración de bienes y rentas (2020), la declaración de rentas (20219) y el formato único de inscripción (2019) cuando se posesionó como registrador nacional.

Vega habría omitido registrar dos propiedades en el municipio de Chía y acciones que tiene en el Grupo Jurídico Empresarial, constituyendo esto el delito de falsedad en documento público e incurriendo en responsabilidad disciplinaria por violar las obligaciones de la Ley 190 de 1995.