Bajo el lema “recuperamos lo público” nació en Villavicencio Alborada, empresa 100% pública encargada de la operación, mantenimiento y administración del alumbrado público de la ciudad.

Tras un largo proceso jurídico que impidió que este servicio siguiera a cargo de capital privado, la alcaldía de Felipe Harman, logró poner en marcha la nueva empresa de alumbrado público, señalando así un camino distinto al que se presenta en el resto del país, donde la premisa es la privatización de las empresas públicas como EMSA, ISA, Ecopetrol y otras más.

Así lo anunció el alcalde Harman en sus redes sociales:

De esta manera, “Alborada iniciará con el desarrollo de un programa con el que se llevarán a cabo brigadas que lleguen a las comunas y barrios más oscuros de la ciudad, con el fin de llevar a cabo el mantenimiento de las luminarias de manera focalizada e intensiva, a través de ocho cuadrillas de operación, nueve vehículos tipo camionetas y dos grúas de canasta de 14 metros” asegura El Periódico del Meta.